Páginas

domingo, 27 de julio de 2008

del 2007, 2008?

lo que viste / o lo que embiste,

son las presencias detenidas.

aparecen las sombras por un

proceso que va armando de lo

solemne un discurso. el tono

es la gravedad inequívoca.

aquí vemos a un guardia que

anticipa la escena. en el fondo

los guardianes de la paz en el

mundo. atrás la unión de los

países por el miedo a la des-

trucción y la fascinación/necesidad

de la guerra. lo simple es simpli-

ficar la experiencia. es fácil

hablar del dinero, de

lo espectacular de la trage-

dia, de la necesidad de carro-

ña en los periódicos. pero eso

ya también es un lugar común.

cadáver pestilente. carne para

devorar. sustentar el tiempo.

desarticular para construir otra

vez. una vez y otra. el asunto

no tiene solución. no la tendrá.

lo trágico no es nuestro asunto.

es el de ellos. lo discursivo

no es un asunto de vida.

los hombres ausentes,

los representados, grises,

así los describe elliot,

llegan de otra forma al estrado.

llegan en ausencia. detenidos

en formas compactas. que com-

pactan. imágenes que representan.

el dato es antiguo, casi caduco.

lo que aparece es un estrado,

los que contienden, hablan,

no son personas, son personajes,

investiduras. no importa ahí cualquier

cuestión personal, porque ahí es

irrelevante, lo entendemos. lo

que importa ahí es cómo llegar.

sabemos, también, que cualquier

decisión tomada será insuficiente.

la profundidad es insuficiente.

del otro lado pasa lo mismo.

el otro lado es una forma de decirlo.

ambos, a su modo, bien intencionados.

el asunto, lo dice bien rubén, un

buen amigo, es la localización de la ironía.

ironizar como mecanismo de solución.

como asimilación del mundo. encontrar

en el simplismo la solución por un contraste

doloroso. encontrar en el desplazamiento

la equiparación de las figuras, no de los

hombres.